martes, 5 de enero de 2010

¿qué hay después de la despedida?

Por orden: Liberación, dolor y egoísmo. Me explico:
A veces hay dolores inexplicables, ilógicos.... los que surgen de contradicciones, de sentimientos que que van y vienen o simplemente de cables que se cruzan en el hipotálamo. Y consiguen que en un momento dado seamos capaces de dar la vida por conservar a alguien durante nuestra existencia, así como situaciones en dicha existencia en las que quisiéramos mandar a dicha persona a la mierda más profunda, o que sencillamente necesitamos separarnos de él o ella para buscar nuestro propio camino...Pero siempre volvemos a lo mismo, siempre, sea meses depués de dejarlo o milenios, siempre vuelve a nosotros esa necesidad de volver a esa persona. Y aunque sepas que no es más que una ilusión nacida de los momentos de soledad o de la sensación de propiedad de la que es tan dificil desprenderse, no deja de ser egoísmo. Hablando en plata: echamos de menos sólo cuando nos sentimos solos o cuando el individuo que hasta hacía poco era "nuestro individuo personal" se convierte en el individuo personal de otra u otro.
Cuando te levantas por la mañana, te ves más guapa o guapo y te saluda un sol radiante, no paras de recibir llamadas de amigas y de algún que otro viejo amigo interesante, y tienes toda la semana llena de planes maravillosos, ni te acuerdas de que el otro o la otra existe. Pero si por el contrario, es una lluviosa y fría noche de sábado, no te llama ni cristo-dios, te ves más gorda o gordo, y no hacen nada interesante en la tele, empiezas a pensar "ay, como echo de menos a Fulanito..." Lo dicho, puro egoísmo.
Y aunque la vida me va demostrando que el ser humano es egoísta por naturaleza, una vez me propuse no ser egoísta contigo, y por mucho que me cueste, juro que no lo voy a ser... Aún sabiendo que, como dice la canción, "podría usar a alguien, alguien como tú"

Irene G.M.

3 comentarios:

Tonino dijo...

No podria estar más de acuerdo Irene¡¡¡¡

usa esto mas a menudo, la verdad es que es la red social que mas mola...viva blogger¡¡¡¡

un besete¡¡

Edu dijo...

Mas que egoista por naturaleza, es la contexto quien le hace así.
Un Saludo

Irene G.M. dijo...

El contexto lo creamos los seres humanos, desde mi punto de vista
:)